León Gieco tocó hasta el amanecer ante una plaza repleta.

"La Argentina entera tiene nombre de río", con estas palabras que pronunció Marcelo Simón se dio inicio a la tercera luna.

Anteriormente se había proyectado un fragmento del poema Tropero de Atahualpa Yupanqui. En el mismo se podía observar a Don Ata caminando en su casa ubicada al pie del cerro colorado donde se guareció para no ser reprimido por los militares. Su vivienda llevaba y todavía lleva por nombre "Agua Escondida", el refugio perfecto para un artista perseguido que se esconde tras la silueta de la geografía local.

Simón luego de nombrar varios ríos argentinos expresó que la patria puede que esté empezando en Jujuy y hacia Jujuy vamos, lo continuó Fabián Palacios que presento Los Tekis diciendo “son huayco, carnaval, y coca sagrada”.

Acto seguido aparecieron los artistas jujeños con toda su festividad a pleno y desplegaron unos coloridos papeles que empaparon de alegría a los espectadores de las primeras filas que no se detuvieron a bailar y cantar cada uno de los temas que tocaban.

Esta actuación le dejo a Las Rositas un público atento y abierto a toda propuesta que se presentase en escena. De este modo las artistas cordobesas y su formación atípica de viola, violín y piano le dieron un giro a la noche con su característica forma de ejecutar el tango. Un sonido moderno e influenciado por los arreglos de la música clásica se vio en los temas instrumentales del trío femenino.

Comparando su actual actuación con la de la edición anterior se vieron favorecidas por poseer un horario con el que contaron mayor número de espectadores y de esta manera pudieron darse a conocer ya que en el 2010 tuvieron que afrontar el cierre de la anteúltima luna bajo una lluvia incesante.

El encuentro entre Baglietto-Vitale se dio en tercer lugar sobre el escenario y trajo alegría a los más grandes. Además el dúo le agrego a la noche un momento de nostalgia con el tango “Naranjo en Flor”.

Luego le toco a la revelación del 2007 pisar el escenario. El violinista Leandro Lovato, o Lele como le dicen los mas íntimos, ejecuto sus violines en un tiempo breve pero deleito a varios de sus seguidores que estaban ansiosos por verlo.

Un Arbolito que Crece
Folklore y una fusión particular de rock que le aporta un lugar especial a varios instrumentos de viento andino, fueron la combinación perfecta para hacer encender al público presente.

Varios de sus seguidores estuvieron enfebrecidos por su actuación y hasta llegaron a molestar un poco a los espectadores de las primeras filas que acuerno a las autoridades aponer un poco de orden.

Arbolito ya tiene un lugar reservado en el Festival de Cosquín ya no se lo mira con tanto recelo como se hacia antes ya que han demostrado que son capaces de poner su música a la altura de la circunstancia que se le presente en frente. Es así que también ha logrado un lugar en el rock y en febrero próximo estarán tocando por primera vez en el Cosquín Rock. Al respecto expresaron que van a ser “respetados” pese a que tengan un matiz de folklore en todos sus temas y que harán lo mismo que vienen haciendo en sus presentaciones en vivo.

Hasta que salga el sol
Leon Gieco salio a escena junto a Andrés Giménez y Abel Pintos. Unos minutos antes Pintos había recibido su primer disco de oro al superar las veinte mil unidades vendidas con su disco “Revolución” que fue editado el pasado año.

Inicialmente cantaron “La Colina de la Vida” y posteriormente Gieco dijo que “es como tocar en la cacharpaya”, haciendo referencia a la hora que tocaban, y “esta bueno porque solo se quedan los que se quieren quedar”.

El show de Gieco fue para todos los gustos. Primero hizo un homenaje sentido a Mercedes Sosa, a Maria Elena Walsh y a Alfonsina Storni. Luego fue acompañado por los guitarreros del amor con um homenaje a Alfredo Zitarroza, Antonio Tormo, Jorge Cafrune, Victor Jara, Violeta Parra y a Don Ata. Esta fue la principal esencia de su show que recordó a varias leyendas desaparecidas de la cultura popular argentina y chilena.

El Anecdotario
Comento que a Cafrune lo conoció en un camerin y que se lo presentaron como el Jorge Cafrune de Cañada Rosquin ya que lo imitaba, alo que el cantor y guitarrero respondio: “por algo se dicen las cosas” con un pulgar en alza.

Mas tarde homenajeo a Evo Morales con “Cinco Siglos Igual” y explicó que esta canción la compuso para cantarla en España, donde se celebraba la colonización de las Américas. Así manifestó su descontento por la celebración.

Cerró con D-Mente con sus temas versionados en rock sin perder la esencia de sus temas originales.

Por Lionel Nadir Rodríguez

edit post
2 comentarios
  1. Me encanta León Gieco.
    Gracias por lo compartido.

    Publicado el 1/11/11 22:36

     
  2. Me alegro mucho que te guste
    Abrazo

    Publicado el 2/11/11 11:54

     

Publicar un comentario

Dejanos tus Comentarios

Entrevista a Lula Bertoldi

Cuenta la invitacion de los Copla en Cosquín.