El Toro Sigue en el Ruedo

Titi Rivarola en 990 Arte Club

Los ritmos fusionados de Torax que colorean y plasman nuestra ciudad en sonidos. La fuerza de un rock pesado, progresivo, jazz y ritmos folcklóricos se complementaron junto a violines y violoncelos puestos en escena de manos de artistas invitados, entre ellos Fede Terrenal.

Un show para disfrutar a puro power, en primera fila para no perderse ninguna expresión de estos músicos; Titi con sus ojos cerrados imagina historias. Amor a la esencia, desprecio a la moneda (para metal prefiere sus cuerdas).

De fondo, la psicodelia. Un hombre proyectado en tela protegía (¿o acechaba?) a estos transmisores de arte, una sombra entre humo, entre colores, entre notas pesadas echadas al vacío.

Mi cerveza bajaba; mi emoción crecía. Finalmente tuve que salir de mi trance para dirigirme al baño (y quizás pensar cosas mundanas fuera de este ritual) y encontrarme con la sonora sorpresa de que había estado aturdiéndome de acoples, y que ahí mirándome al espejo oía con claridad los sonidos y los distinguía limpios, puros.

Llamémosle paradoja pero en esta ocasión tuve que volver a la multitud, para hundirme en sensación abstracta de sonido deformado, de las letras, las cuerdas, la percusión… con un gran eco expansivo durante las tres horas que duró el encuentro.

Titi Rivarola en 990 Arte Club Me reuní con Titi después del recital, tras el escenario; mezcla de risas, felicitaciones, amigos, humo, vicios y alcohol (delicias después de un show).

“¿Qué mensaje querés transmitir con Torax a la gente?” Lo primero que atinó a decirme era que estaba orgulloso de Torax, y que había un claro mensaje tras su música: “Tenemos el derecho a no ser negativos”.

Qué opinas de la sociedad en relación a las bandas cordobesas de rock?" Pausa para saludar a sus amigos y tomar un trago, pero su respuesta es firme; no cree que se invierta el suficiente presupuesto en cultura y oponerse de manera más firme al cierre progresivo de los lugares para tocar en la ciudad.

Siendo Titi socio y amigo de Esteban Kabalin, y habiendo compartido escenario y proyectos juntos, no es de extrañar que compartan la misma visión de la música y la sociedad.

Esteban se pregunta “¿qué esta pasando en la ciudad que falta tanto corazón?”. Me dice que no basta ver la televisión y comprar diarios para entender la sociedad, que no cree en esos pronósticos. Cree que la honestidad y la política no pueden conjugarse en un ambiente enviciado, pero con esperanzas, y que las ordenanzas municipales deberían salir en beneficio de los artistas, de permitírseles trabajar en condiciones

Las bandas pueden querer crecer económicamente y ceder en muchos aspectos que la caracterizan, pero quién pudiese culpar a estas bandas, cuando no se ofrecen subsidios serios. Titi Rivarola sin embargo siempre mantuvo su espíritu y guitarra firme y en alto, apuntando a su música, a la innovación, a un estilo arrollador.

De todas maneras, estos músicos se mantienen en pie y confían en la potencia del under cordobés para no enterrar sus expresiones en burocracia y censura.

Esteban me mira a los ojos: Si hay un mensaje que transmitir es simple “Hazlo tu mismo”.

Por Rossana Longo

edit post
1 Comment
  1. Hola, te dejamos nuestro link para que puedas visitarnos! Saludos!

    http://laterrazaprogresiva.blogspot.com/

    Publicado el 25/9/09 18:11

     

Publicar un comentario

Dejanos tus Comentarios

Entrevista a Lula Bertoldi

Cuenta la invitacion de los Copla en Cosquín.